La experiencia en otros países indica que el número de casos de contagio reales es mayor que el de los casos diagnosticados y confirmados por laboratorio. No se exponga, no circule.

Evitemos la propagación.